Publicado el

La columna vertebral

La columna vertebral está formada por 24 vértebras, el sacro y el cóccix.

Entre sus funciones se encuentran: mantener erguida la parte superior del cuerpo, proteger la médula espinal y servir como anclaje para las costillas.

Cada vértebra está situada sobre otra y entre todas forman una estructura que proporciona apoyo a la espalda y protege la médula espinal. Entre las vértebras se encuentran los discos vertebrales que actúan como amortiguadores y confieren flexibilidad a la columna.

Las apófisis son eminencias que salen de cada una de las vértebras para proporcionar puntos de anclaje a los músculos de la espalda.

Columna vertebral
Columna vertebral

En la vista lateral se puede apreciar la forma de S de la columna vertebral. Está singular forma permite al cuerpo soportar el peso de la parte superior del individuo.

Las vértebras se encuentran unidas mediante discos intervertebrales  que funcionan como cojines de tejido, amortiguando y dando flexibilidad a la columna vertebral. La parte posterior de la mayoría de las vértebras sobre el sale una eminencia llamada apófisis espinosa donde insertan los músculos del torso

Ambos lados de cada vértebra sobresale una eminencia osea llamada apófisis transversa.

Vertebra
Vertebra

Podemos dividir las 24 vertebras de la columna en 3 grandes bloques :

Región cervical (curvatura secundaria)

Las siete primeras vértebras, situadas en el cuello conforman la región cervical.

La primera de ellas está conectada al cráneo y se denomina Atlas. La segunda Axis. Estas dos vértebras tienen una forma especial que permite a la cabeza rotar libremente sobre el cuello.

Región torácica o dorsal (curvatura primaria)

Las 12 vértebras siguientes forman la región torácica o dorsal, estas proporcionan el anclaje para la caja toxácica mediante las costillas.

En las vértebras dorsales la apófisis transversa están articuladas con la tuberosidad de las costillas y en todos los niveles de la columna vertebral proporcionan puntos de anclaje a los músculos de la espalda.

Región lumbar (curvatura secundaria)

Las cinco vértebras posteriores conforman la región lumbar. Las vertebras lumbares son más grandes que las demás pues soportan un mayor peso que las superiores. En la base de la columna vertebral se encuentran el sacro y el cóccix.

Esta es esencialmente prominente en la séptima vértebra y se puede percibir bajo la piel en la parte baja del cuello.

Región sacra / coccigea (curvatura primaria)

Se encuentra localizada en la base de las vértebras lumbares, debajo de la L5, (la quinta vértebra lumbar ) y está conectada al coxis.

Contribuye a formar parte tanto la columna como la pelvis y su función principal es transmitir peso a la cintura pélvica. Está conectado a la pelvis formando la pared pélvica posterior.

Tiene forma de escudo. El borde anterior del sacro es sobresaliente. Se denomina promontorio sacro. El vértice se articula con el cóccix. El orificio vertebral del sacro se denomina conducto sacro. Contiene las raíces nerviosas de la cola de caballo (raíces de nervios espinales situados debajo de L1).

Sacro

Tiene una forma muy característica. La cara anterior ( delantera) es cóncava constituida por los cuerpos de las 5 vertebras sacras, cuyo tamaño va disminuyendo de arriba abajo y separadas entre si por 4 lineas transversales

En las caras pélvicas y dorsal del sacro aparecen 4 pares de orificios sacros a través de los cuales emergen nervios espinales.

La cara posterior o trasera es convexa e irregular. En el centro presenta en una cresta roma, la cresta sacra media con tubérculos y depresiones.

Coxis

Este hueso esta formado por la unión de las ultimas vértebras de la columna. Representa una cola vestigial y consta de tres o más huesos pequeños fusionados. Entre tres y cinco vértebras separadas o fusionadas constituyen el cóccix.

Esta articulado por su base con el hueso sacro y es propio de aquellos vertebrados que carecemos de cola.

Publicado el

El esqueleto

El esqueleto es la estructura que sostiene los tejidos blandos de los vertebrados ( incluidos los humanos ) están formados por huesos y cartílagos.

Los huesos son estructuras duras y resistentes cuyo conjunto forma un sistema sólido y flexible. Constituye el soporte del aparato muscular y protege nuestros órganos internos

El cuerpo humanos está formado por 206 huesos. Aunque cada uno de ellos tiene nombre se clasifican según sus características en:

  • Huesos cortos: Estos tienen dimensiones medias, su forma aproximadamente cúbica. Son de este tipo los huesos que conforman el carpo de la muñeca.
  • Huesos largos: Como su nombre indica tiene mayor longitud que los demás. Suelen encontrarse en las extremidades (fémur, radio, tibia ó peroné)
  • Huesos planos: son huesos delgados, aplanados como los que forman la bóveda del cráneo.
  • Huesos irregulares: son huesos de que tiene una forma irregular. En este grupo tenemos las vértebras 
  • Huesos sesamoideos:  Son huesos pequeños que se suelen encontrar cerca de los tendones, en pies y manos. Tienen ese nombro porque su forma recuerda una semilla de sésamo.

El esqueleto puede dividirse en dos grupos el esqueleto axial y el apendicular.

  • Esqueleto apendicular: está formado por los huesos de los miembros superiores e inferiores .
  • Esqueleto axial: está compuesto por la columna vertebral, el cráneo, los huesos auditivos, el hioides, caja torácica y el esternón.

Enlaces de interés:

https://www.visiblebody.com/es/learn/skeleton/overview-of-skeleton

Publicado el

Sistema osteo-arto-muscular

El sistema osteo-arto-muscular esta integrado por huesos, ligamentos, cartílagos y músculos. Estos definen la talla de la persona y modelan la forma de su cuerpo. Es por eso que su estudio ayudará a modelar mejor personajes humanos, tanto realistas como cartoon.

Sistema osteo-arto-muscular de la espalda
Sistema osteo-arto-muscular de la espalda

Huesos

Lo huesos son pieza oseas resistentes y duras que se relacionan entre si. Al conjunto de todos ellos lo llamamos esqueleto.

Una de las funciones básicas del esqueleto es sostener las parte blandas pues sin ellos el cuerpo no tendría ninguna consistencia. Así mismo el esqueleto protege órganos importantes como el corazón, los pulmones, el celebro.

Para poder estudiar el esqueleto lo dividiremos en partes: La cabeza, el tronco y las extremidades.

  • Los huesos planos de la cabeza protegen el cerero
  • La caja torácica resguarda los pulmones y el corazón
  • la columna vertebral permite mantener el cuerpo erguido
  • los huesos de la cadera protegen los órganos de la parte inferior del tronco como la vejiga y el sistema reproductivo
  • las extremidades son prolongaciones articuladas del tronco y su función es la de participar en los movimientos de locomoción y prensión

Articulaciones

Las articulaciones son un conjuntos de partes blandas que unen dos o mas huesos. Estas se clasifican según su movilidad en diartrosis ( muy móviles), anfiartrosis (semi-móviles) y sinartrosis (inmóviles)

Músculos

Los músculos recubren casi la todo el esqueleto excepto el cráneo. Sus extremos se insertan en los huesos y están atravesados por venas y arterias que llevan glucosa y oxigeno a sus células.

Contraen y relajan y actúando como palancas sobre los huesos. Cada movimiento es el resultado de la contracción y relajación simultanea de dos o mas pares de músculos.

Publicado el

Características morfológicas de la oreja debidas a la edad y al género

Diferencias morfológicas debidas al genero

Una diferencia se da en función del genero es el tamaño de la oreja. La longitud promedio del pabellón auditivo entre los 18 y 65 años de edad es de 6.3 cm, siendo un 6.5% mayor en los hombres que en mujeres. En niños y niñas la oreja no parece presentar diferencias significativas hasta la pubertad.

Tanto en hombres y en mujeres se considera que la longitud del lóbulo no debe rebasar el 30% de la longitud total de la oreja, para considerarse que la oreja es estética.

Diferencias morfológicas debidas a la edad

La estructura cartilaginosa de las orejas, al igual que los cartílagos nasales, continúan creciendo ( o cayendo por gravedad) durante toda la vida, transmitiendo información significativa a cerca de la edad del individuo. El lóbulo sufre cambios significativo con el paso de los años aumentando su longitud. A los 60 años de edad ha crecido hasta un tercio del tamaño de cuando se tenia 20 años.

oreja de una mujer joven
oreja de una mujer joven

Diferencias morfológicas por regiones o procedencias

La longitud auricular define la distancia entre el punto más alto del margen superior del exterior del helix y el punto más bajo del borde del lóbulo de la oreja.

El antropólogo Schwalbe dividió a los humanos en cuatro sub-grupos según el tamaño del su pabellón auditivo y su longitud auricular:

Macrotia (orejas grandes)

Son orejas de mayor tamaño que la media, la longitud del pabellón auditivo supera los 65 mm. Suele darse en indios americanos y en la zona de la patagónia.

Mesotia (orejas medias)

La longitud de la oreja oscila entre 60 y 65 mm. Estos tamaños son habituales en europeos. Es un rasgo fenotípico de la mayor parte de los ciudadanos de Asia, el Ártico y la mayoría de las islas del Pacífico.

Microtia (orejas pequeñas)

El pabellón auditivo tiene una longitud de entre 54 y 60 mm.; Medidas habituales en australianos y negroides.

Hipermicrotia (orejas muy pequeñas)

La oreja tiene una longitud de menor de 54 mm. Este rasgo es habitual en hotentotes, bosquimanos y nubianos.

Referencias:

Publicado el

Anatomía del oído

El oído está formado por tres secciones diferenciadas que actúan juntas para captar los sonidos y enviarlos al cerebro: el oído externo, el oído medio y el oído interno.

Partes del oido

Oído externo

Lo conforman la aurícula ó pabellón auditivo y el canal auditivo. Es la parte externa visible del oído. Su función principal es atrapar los sonidos y enviarlos hacia el canal auditivo, que es la ruta que conduce al oído medio.

El oído externo es cartílago duro cubierto de piel y las glándulas de la piel que recubren el interior del canal auditivo producen cera o cerumen, que protege este conducto eliminando la suciedad y ayudando a combatir infecciones.

Oído medio

El oído medio es una cavidad llena de aire que transforma las ondas sonoras en vibraciones y las conduce al oído interno. El oído medio comienza en el tímpano.

El tímpano es un trozo delgado de tejido que se extiende a través del canal auditivo actuando como membrana, de forma que los sonidos chocan contra el tímpano y hacen que este se mueva. Este movimiento provoca vibraciones en unos pequeños huesecillos : el martillo, sujeto al tímpano, el yunque, conectado al martillo y el estribo, en contacto con el yunque.

Para mantener la presión del oído alrededor del tímpano la trompa de Eustaquio actúa conectando el oído medio con la faringe.

Oído interno

En el oído interno, la cóclea, con forma de caracol, convierte las vibraciones del oído medio en señales nerviosas que llegan al cerebro mediante el nervio coclear o nervio auditivo.

Los canales semicirculares parecen tres pequeños tubos conectados cuya función es conservar el equilibrio. Están llenos de líquido y recubiertos por dentro de pelitos microscópicos. Cuando mueves la cabeza, el líquido que hay dentro de estos canales semicirculares también se mueven. ese movimiento desplaza los pelitos, que en ese momento envían la información de posición en forma de señales al cerebro a través del nervio vestibular al Cerebro que interpreta estas señales para mantener el equilibrio.

El nervio coclear, que está conectado a la cóclea y envía información de sonidos al cerebro.

El nervio vestibular transporta la información del equilibrio desde los canales semicirculares hacia el cerebro, conforman el nervio vestibulococlear.

Forma externa de la aurícula

El pabellón auditivo tiene una forma helicoidal muy particular.

La forma del pabellón auditivo está condicionada genéticamente. Funciona como un embudo que ayuda a dirigir el sonido hacia el interior del oído con varias depresiones prominencias y pliegues muy característicos.

Posición y forma del pabellón auditivo

El pabellón del oído se encuentra ubicado entre dos horizontales, una superior al borde externo de la ceja y por la parte inferior por el ala nasal.

La oreja suele tener una altura promedio de entre 60 a 65 mm y una anchura que va de los 25 a los 35 mm. De igual forma, la oreja forma ángulo con la cabeza ,que por término medio, mide entre 20 y 30º.

El pabellón auricular presenta una cara externa, una cara media y una circunferencia –

Cara externa:

Hélix

Forma el borde del pabellón auditivo, es su parte mas externa y sobresaliente. Tiene su base en la raíz del helix, una porción ascendente (cabeza) , una proporción traversa ( cuerpo ) y una porción descendente (cola)

Antehélix

Es el espacio comprendido entre el hélix y la concha. Se encuentra un poco más profundo, justo delante del hélix. Está formado por dos brazos, que se unen y continúan en un único cuerpo con una terminación denominada cola del antehélix.

Fosa triangular

También se le denomina fosa navicular. Es el hueco que se forma entre las dos ramas del antihélix y el hélix. 

Fosa navicular o escafoide

Es la oquedad existente entre en el hélix y la cola del antihélix. Recuerda la forma de una “C” abierta .

Tubérculo de Darwin

En la porción descendente del hélix encontramos en ocasiones una elevación que se conoce como el tubérculo de Darwin. Es un engrosamiento en el borde de la oreja (hélix) presente en algunos humanos. Es un vestigio de la punta de la oreja que tienen en común algunos mamíferos. Se trata de un órgano que habría perdido su fución durante la evolución.

Concha

En la antesala de la entrada del conducto auditivo externo se encuentra una gran concavidad denominada concha . Esta depresión se presenta en la parte media y tiene forma de embudo. Todos los se encuentran en relación a ella

Trago

Es el cartílago que se proyecta por encima del conducto auditivo externo. Se observa como una eminencia triangular delante de la concha.

Antitrago

Está situado en justo enfrente del trago, en la parte posterior de la concha.

Fosa supratragiana

Esta fosa limita con la rama montante del hélix y por abajo con el trago.

Escotadura intertrágica.

Depresión entre el trago y el antitrago

Escotadura heliciana

Inicio de la raíz del hélix.

Lóbulo de la oreja

El lóbulo de la oreja se encuentra en la parte inferior de la oreja y es una formación inferior carnosa y redondeada flácida y blanda y tiene diferentes formas . Las que observamos con más frecuencia son: redonda, cuadrada y triangular, también llamada «en gota».

Las dimensiones y forma de los lóbulos tampoco son simétricas en la mayoría de las personas y toman diferentes formas según sea el lado derecho o izquierdo.

Un lóbulo que tiene las dos porciones bien definidas se considera lóbulo péndulo.

Lóbulo de la oreja péndulo
Lóbulo de la oreja péndulo

en caso de solo tener porción cefálica seria un lóbulo no-péndulo.

Lóbulo de la oreja no-péndulo
Lóbulo de la oreja no-péndulo

El lóbulo nos ayudará, entre otros factores del rostro, la edad del individuo.